viernes, 13 de diciembre de 2013

Proyecto


Deja de ser normal y empieza a ser tu mismo.


Qué gran frase, típica de un urinario :). En el urinario todos sacamos nuestra parte más "natural".

Amelie


Sin ti las emociones de hoy no serán más que la piel muerta de ayer .
Y aunque ahora mismo estemos lejos, no me olvido de ti y no quiero que nos distanciemos. Buenos tiempos llegarán para nosotros.

"Si las palabras...

... fueran azúcar, se derretirían con mi nombre."

LLuvia Pérez. Guionista y directora española.

Demasiado trabajo...


Los relojes no duermen y en mi mente sus agujas son espadas.

No sabía que los relojes fueran tan curiosos ^^.

domingo, 4 de agosto de 2013

Borradores

Adán y Eva, próximos a cometer el pecado original
¡Bienvenidos! Si eres un antiguo seguidor te habrás dado cuenta de que hay numerosas entradas que han desaparecido. Esta noticia entristecerá a la gran mayoría, a los pocos que entran con el único fin de marujear probablemente les alegre el hecho de que varias de las entradas estén ocultas. Me temo que permanecerán así de un modo indefinido.

Este proyecto de blog lo inicié en el año 2010. Ha pasado mucho tiempo desde entonces, y he ido compartiendo gran parte de mis vivencias con vosotros, he recibido muchos apoyos por vuestra parte, y también críticas, que siempre he recibido correctamente porque pienso que las críticas y las malas experiencias permiten fortalecernos si las afrontamos correctamente.

Lamentablemente, actualmente no dispongo del tiempo suficiente para continuar con este blog con las finalidades con las que fue creado, de ahí que haya decidido ocultar esas entradas que con tanto cariño recuerdo. En muchas entradas he comentado “vendrán tiempos mejores”, pero considero que este proyecto debe concluir, y dejar paso a nuevos proyectos, que también pueden tener cabida en este blog.

Por tanto, no quiero despedirme de nadie, puesto que pretendo llevar a cabo nuevos proyectos en este blog, por ejemplo, entradas de divulgación científica. Además, creo que todos conocéis otros medios para contactar conmigo, y estaré encantado de recibir vuestros correos y de saber de vosotros.
¡Hasta pronto queridos amigos!

domingo, 28 de julio de 2013

El tamaño no importa

La siguiente entrada publicada en mi blog personal ha sido creada con el objetivo de participar en el XXVII Carnaval de Química organizado por Bernardo Herradón, y también en el XXIV Carnaval de Biología acogido en Pero eso es otra historia... Espero que sea de vuestro agrado, he tratado de emplear un vocabulario general, así mismo, he decidido evitar descripciones tediosas con el fin de que esta entrada resulte sencilla y amena.
 
Figura 1. Estructura de la
cianocobalamina.
En esta entrada trataré de justificar que “el tamaño no importa” partiendo del elemento estrella de este XXVII Carnaval de Química –el cobalto (Co)–. Su número atómico (Z) es de 27, una cifra bastante discreta si se compara con la de los elementos más pesados dentro de la tabla periódica.

No obstante, a pesar de su pequeño tamaño, el cobalto es el núcleo clave de una molécula muy compleja: la cianocobalamina (figura 1), conocida más comúnmente bajo el nombre de vitamina B12. La vitamina B12 tiene un peso molecular de 1355,38 g/mol, es una molécula imprescindible para el ser humano y su estructura es la más compleja de todas las vitaminas descritas hasta el momento.


En nuestro organismo, el cobalto es sumamente escaso comparado con otros metales de transición, aun así, se estima que necesitamos del orden de 0,003 mg/día de vitamina B12 para la formación de glóbulos rojos (hematíes). Así pues, un déficit de cobalto, o mejor dicho, de vitamina B12, produce anemia perniciosa.

En este sentido, cabe decir que la naturaleza nos demuestra que el tamaño no importa, puesto que pequeños átomos pueden formar estructuras enormemente complejas y pueden desempeñar funciones cruciales en el desarrollo. A mi juicio, una de las principales extrapolaciones que podemos sacar a partir del conocimiento de diversos procesos químicos, es que toda entidad tiene una importancia crítica para el desarrollo de nuestro planeta, y que evidentemente el tamaño no importa, por tanto, no hay que descartar la importancia de cualquier ente por su tamaño, puesto que probablemente nos sorprenda lo que puede llegar a esconder.

Hay que tener en cuenta que los seres humanos no podemos sintetizar “in vivo” esta vitamina. Uno de los grandes avances en el campo de la química orgánica relacionado con esta molécula se encuentra en los años 70, cuando los grupos de investigación dirigidos por A. Eschenmoser y R. Woodward propusieron una ruta sintética constituida por 70 reacciones para obtener esta vitamina. Sin embargo, los humanos nos habíamos adentrado en una batalla que se había perdido hace años, dado que una gran cantidad de microorganismos son capaces de producir la vitamina B12, por ejemplo, algunas especies de bacterias pertenecientes a los géneros Pseudomonas y Propionibacterium. De hecho, la producción industrial mediante la ruta sintética propuesta por los químicos resulta inviable, en su lugar, empleamos microorganismos (bacterias) con este fin.

Figura 2. Estructura del grupo hemo.
Para finalizar, cabe preguntarse ¿es el cobalto el único elemento capaz de formar estructuras tan sumamente complejas? Como os habréis imaginado: no. Existen moléculas con una estructura similar a la de la vitamina B12 que tienen un átomo metálico como núcleo central. A este tipo de moléculas se les denomina complejos de coordinación. Por ejemplo, el hierro (Fe), cuyo número atómico es muy cercano al del cobalto, forma parte del grupo hemo, una estructura presente en numerosas proteínas, como por ejemplo, en la hemoglobina (proteína encargada del transporte de oxígeno en los hematíes), o en los citocromos (proteínas encargadas del metabolismo en nuestro organismo).

Si bien, es cierto que tanto la cianocobalamina como su derivado metilcobalamina son los únicos derivados bioorganometálicos con funciones fisiológicas descritos hasta el momento actual, la naturaleza ha preferido enlazar átomos metálicos (por ejemplo, el cobalto) con átomos más electronegativos que el carbono (oxígeno, nitrógeno y azufre principalmente). Por ejemplo, en la hemoglobina (figura 2) el átomo de hierro (Fe) se encuentra coordinado por 4 átomos de nitrógeno.

Existe abundante bibliografía acerca de los compuestos de coordinación, especialmente interesantes son los ejemplos que he descrito en esta entrada: cianocobalamina y hemoglobina. Os animo a obtener más información acerca de estas estructuras, y de los anillos que están unidos al átomo metálico: corrina en el caso de la vitamina B12, y protoporfirina IX en el caso de la hemoglobina (tabla 1).

Tabla 1. Principales diferencias entre los anillos de corrina y de porfirina.

lunes, 29 de abril de 2013

Gumersindo

No importa lo que me hayas quitado. No importa lo que intentes quitarme. Mientras tenga mis amigos seré el más fuerte en la faz de la tierra.

Desde hace un tiempo ya no temo nada, no importa que se apague la luz, puesto que encontraré el método de volver a encender el interruptor. No importa lo duro que sean los golpes que reciba, y agradezco muchísimo los momentos duros que tanto me han ayudado a reflexionar y madurar, puesto que siempre he contado con la compañía a apoyo de una tripulación compuesta por personas maravillosas, a las que les dedico esta entrada.

En esta entrada quiero dejar constancia del inicio de un período maravilloso de mi vida. Hace unos meses abandoné la costumbre de empezar el día siempre en soledad, y evitar dormir en compañía, y a mi juicio, no podría estar más satisfecho con los resultados Me ha sido muy difícil tomar esta decisión, puesto que esto implicaría abandonar las mentiras en el wc y abandonar un estilo de vida de soltero. No obstante, para mí esto no supone ningún esfuerzo, y seguiré actualizando este blog, a pesar de que ya no me abra de piernas en el urinario.

viernes, 15 de marzo de 2013

Finales


Desde mi última entrada se han sucedido una serie de hechos que todavía no he llegado a encajar, ni a asumir. Considero que la gran inmesa de la educación que recibimos de pequeños nos sirve para poco, nos cansan realizando cálculos matemáticos pero no nos preparan para el futuro, no nos enseñan a asumir las pérdidas que en un momento u otro llegará.

Las obligaciones personales, y los horarios caóticos dificultan en muchas ocasiones mantener relaciones interpersonales con la frecuencia deseada. Me odio cuando sé que puedo contar en semanas el tiempo que llevo sin ver a mis más allegados, este mes de marzo se está convirtiendo en un período en el que tambalea mi estabilidad, a todos los niveles.

Ayer todos habíamos decidido volvernos a reunir por la noche, para charlar sobre las novedades en nuestras vidas, que lamentablemente teníamos indicios que no eran agradables. No obstante, un mensaje que recibimos de madrugada provocó no sólo un cambio total de planes, sino que también me sentí completamente decepcionado con mi comportamiento.

¿Cómo podía haber dejado que pasase tanto tiempo sin vernos? ¿Cómo es posible que una noticia desagradable sea lo que haga unir a las personas, y no haberme esforzado por encontrar un hueco previamente? Me entristece no poder retroceder un par de días, y mucho más el no ser fuerte como este tipo de situaciones requieren.

lunes, 25 de febrero de 2013

La última cena

 En la vida se acontecen muchos puntos de inflexión, muchos de ellos han quedado patentes en algunas entradas. Por tanto, no cabe duda de que debemos estar preparados para afrontar la rotura con la rutina que se había establecido en nuestras vidas.

Y como tras toda ruptura, toca retornar a los orígenes de todo... para algunos esto puede significar volver a casa de sus padres, otros considerarán adecuado quitar el polvo del listín telefónico, devolver llamadas prometidas hace largos períodos de tiempo,... Esto es así queramos o no, siempre debemos buscar un punto de apoyo para recuperar el equilibrio.

La pasada noche fue una noche de despedidas, indudablemente el ambiente estaba cargado de tristeza, por la incertidumbre de lo que depara el futuro y todas las consecuencias que ello siempre supone. No obstante, gracias a la agradable compañía que estaba presente en aquel lugar y en ese preciso instante fue tan sumamente especial, que permitió que ninguno de los asistentes derramase una lágrima.

Siempre vuestro.

domingo, 20 de enero de 2013

Por fin...


... acabó un período de tiempo bastante "duro" y con bastantes decepciones si se llega a hacer un cómputo final. Ese período se corresponde con prácticamente la totalidad del año 2012. No quiero decir que no haya tenido buenos momentos, de hecho, muchos de ellos han sido maravillosos, y no me arrepiento en absoluto de lo que he vivido.

A todos los que de algún modo me han intentado derribar y hacerme sufrir, lamento comunicaros que habéis fracasado estrepitosamente, de hecho, el resultado final es haberme hecho más fuerte y haberme regalado un billete para huir de las malas influencias y vibraciones que aportabais a mi entorno. Os estoy agradecido de todo corazón, gracias por ya no estar cerca de mí, y haber sido vosotros quienes hayáis decidido no seguir manteniendo una amistad, puesto que yo estaba bastante ciego y no me di cuenta de todo el mal que os gusta hacer.

Por otro lado, quiero agradecer de un modo mucho más personal, en lugar de dedicaros una entrada de mi pequeño rincón de pensamientos virtuales, a todos aquellos que habéis demostrado con hechos que hay gente con buen fondo, y que en muy poco tiempo llegáis a formar parte de mi corazón. Podría enumerar a algunas personas de este tipo, como mis queridos amigos del Sonorama, algunas personas que he conocido en mi breve estancia en Barcelona. Sin duda, vuestra amistad es el mejor regalo que me pueden ofrecer, y me siento un hombre realmente afortunado por poder compartir mi tiempo con vosotros.

En 2012 mis relaciones sentimentales tampoco fueron mi punto fuerte. Esto es fácil de entender si se conocen los principios básicos de las teorías de Maslow. Las necesidades se van cubriendo de más básicas a más sofisticadas, y personalmente, creo que para poder hacer feliz a otra persona, primero has de ser feliz tu mismo. Las alegrías se contagian fácilmente, pero las penas… aún más.

En 2012 afirmé personalmente que “no tenía ningún miedo en seguir conociéndole”, y que me parecía una buena experiencia el intentarlo. Por causas que desconozco, y que realmente, ya no me interesan, ese camino fue cerrado. Por el momento, debo decir que me alegro, puesto que una vez se cerró esa puerta y el 2013 dio comienzo, sin darme cuenta, la vida me ha ofrecido una oportunidad que no estoy dispuesto a desaprovechar, puesto que me aporta gran felicidad.

Muchos preguntan si es la “persona de mi vida”, otros tantos nos encasillan con diversas etiquetas con connotaciones amorosas. Realmente no le doy importancia a dichos comentarios, de momento, sólo puedo informaros que nos sentimos felices, y que no ha habido mentirasenelwc. ¿Será el fin de este blog, y deberé iniciar otro? ¿La felicidad será tan efímera que no llegará hasta la siguiente entrada?

Siempre insistiré en que hay que tener precaución en aquellas relaciones interpersonales que se inician en los urinarios, y que tampoco hay que ser impacientes a obtener respuestas a muchas cuestiones planteadas, porque muchas de ellas, carecen de importancia. Saludos a todos los lectores y lectoras. Gracias por leerme.