sábado, 31 de diciembre de 2011

Una vez leí que...


Los amores pueden terminar en una noche...

Grandes amigos pueden volverse grandes desconocidos...

Desconocidos pueden volverse mejores amigos...

Nunca terminamos de conocer a una persona de verdad...

El "nunca más" nunca se cumple y que el "para siempre" siempre termina...

El físico atrae, pero la personalidad enamora.

En 2011 he comprobado que absolutamente todos los asertos anteriores son correctos. Tan sólo me queda desearos un feliz año nuevo, y daros mucha fuerza (incluido a mi mismo) para mejorar todo lo que este año nos ha resultado negativo, para mermar las mentiras en el WC de esa gente que le encanta prometer el cielo... y así, erradicarlas de una vez por todas.


Un cálido abrazo para todos los lectores.

martes, 6 de diciembre de 2011

Hace frío fuera

La llegada del frío invierno acentuó la necesidad de escapar de la soledad, y sentir el calor de otro cuerpo rozando el propio.

De nuevo, en esta ocasión, la premura por ver alguna cara al despertar, condujo a otra elección equivocada. Por ello, sólo me queda decir que:

Mi cuerpo frío ... quiere verte mientras yace en el fondo de este mar, absurdo y eterno, para pedirte... perdón.