lunes, 24 de mayo de 2010

After some hours...


I used to be your boy.

Tras unos cuantos días sin escribir debido a una falta de tiempo, así como una aguda falta de inspiración, he decidido crear otra entrada, con objeto de curaros de todas las mentiras mierderas que nos han atacado o perturbado en este tiempo.

He dejado que mi timidez me consuma, probablemente por miedo a romper lo poco que quedaba, he tratado de bloquear mis sentimientos y pensar que no era tan vulnerable.

Quizá no haya echo lo correcto, haya tomado decisiones erróneas por no haberme parado a reflexionar lo suficiente, y estoy recibiendo las consecuencias. Seguramente me lo merezco.